Política de cookies

Jaguar desea usar cookies propias y de terceros para almacenar información en su ordenador con la finalidad de mejorar la navegación por nuestra web, obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y enviarte información publicitaria de aquellos productos y servicios que pudieran ser de tu interés. Una de las cookies que utilizamos es esencial para el funcionamiento de determinadas secciones de la web y ya ha sido activada. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si lo deseas, puedes eliminar y bloquear todas las cookies de esta web, aunque de hacerlo es posible que algunos elementos no funcionen correctamente. Para más información sobre nuestra publicidad basada en la actividad online y las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulta la sección referente a nuestra política de cookies.

Aceptar

DE UN I-PACE A OTRO I-PACE: JAGUAR LAND ROVER DA UNA SEGUNDA VIDA AL ALUMINIO

Jaguar Land Rover está desarrollando la próxima fase de su estrategia en ciclo cerrado del aluminio con una innovadora iniciativa de reciclaje que transforma los coches de hoy en vehículos del mañana.

 

El proyecto REALITY tiene como objetivo recuperar aluminio de los vehículos de segunda mano de Jaguar y Land Rover para transformarlo en un nuevo material de alta calidad con el que fabricar sus nuevos vehículos.

 

El proceso se está probando actualmente en prototipos de preproducción del Jaguar I-PACE a los que ya se habían retirado las baterías. Estas baterías también logran tener una segunda vida gracias a un proceso que está desarrollando Jaguar Land Rover, mientras que la chatarra de los vehículos se organiza y separa en función del material del que está compuesto con sensores de alta tecnología de Axion. Una vez separada, la chatarra de aluminio, esta se funde y comienza el proceso de transformación.

 

Cuando este proyecto esté a total rendimiento, se espera que REALITY reduzca el impacto de CO2 de la producción al tiempo que disminuya la cantidad de aluminio virgen que se necesite para fabricar un nuevo vehículo. Jaguar Land Rover ya ha reducido el CO2 producido por la fabricación global en un 46 % por vehículo y ahora reitera su compromiso con un proceso constante de descarbonización.

 

Además, este novedoso proyecto se ha desarrollado mano a mano con Innovate UK, lo que permite a Jaguar Land Rover ampliar su economía en ciclo cerrado del aluminio. Entre septiembre de 2013 y enero de 2019, se han procesado unas 300.000 toneladas de chatarra en ciclo cerrado para transformarse en la arquitectura ligera con un elevado contenido de aluminio reciclado procedente de otros vehículos de todas gamas de la marca, incluido el XE.

 

En 2014, el Jaguar XE se convirtió en el primer vehículo del mundo en utilizar una aleación de aluminio RC5754 en los paneles de su carrocería, que contiene hasta un 75 % de aluminio reciclado. La mitad de la estructura de la carrocería del XE se compone de aleaciones de aluminio que contienen una importante cantidad de aluminio reciclado. Esto ha sido posible gracias a un sistema de fabricación en ciclo cerrado que se implementó en nuestras instalaciones del Reino Unido y Eslovaquia.

 

En un futuro de movilidad autónoma, conectada, eléctrica y compartida (ACES), habrá más posibilidades de reciclaje con el proyecto REALITY, puesto que Jaguar Land Rover podrá planificar la retirada de sus flotas de Car Sharing. De esta forma, la compañía podrá incorporar el reciclaje en ciclo cerrado en los ajustados calendarios de producción: los vehículos podrán recuperarse, descontaminarse y triturarse en masa para llegar a una situación comercial viable en la que pueda usarse el aluminio reciclado de Jaguar Land Rover en sus propias instalaciones.

 

Jaguar Land Rover utiliza actualmente 180.000 toneladas de aluminio al año, un pequeño porcentaje de las 80 millones de toneladas que se producen anualmente en el mundo. El aluminio es uno de los materiales más reciclados, puesto que sigue en uso el 75 % de todo el aluminio que se ha producido hasta la fecha.

 

Gaëlle Guillaume, Lead Project Manager del proyecto REALITY en Jaguar Land Rover, declaró: "Cada año pasan por las prensas de las chatarrerías del Reino Unido más de un millón de coches: este proyecto pionero nos ofrece una oportunidad real de darles a algunos una segunda vida. El aluminio es un material valioso y un elemento clave en nuestro proceso de fabricación, por lo que nos hemos comprometido a que el uso que hacemos de él sea lo más responsable posible".

 

Los científicos de la Universidad de Brunel han desafiado los límites del aluminio reciclado en pruebas de resistencia, además de analizar su pureza para garantizar que cumple los estándares mecánicos para utilizarse en paneles de la carrocería de los vehículos de Jaguar y Land Rover.

 

 

 

Más información, imágenes y vídeos sobre Jaguar en www.media.jaguar.com/es-es